GENTE NECESARIA de Hamlet Lima Quintana

1d1948b1322faed82d87ae3767d163c7

Hay gente que con solo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales,
que con sólo sonreír entre los ojos
nos invita a viajar por otras zonas,
nos hace recorrer toda la magia.

Hay gente,que con solo dar la mano
rompe la soledad, pone la mesa,
sirve el puchero, coloca las guirnaldas.
Que con solo empuñar una guitarra
hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca
llega hasta todos los límites del alma,
alimenta una flor, inventa sueños,
hace cantar el vino en las tinajas
y se queda después, como si nada.

Y uno se va de novio con la vida
desterrando una muerte solitaria,
pues sabe, que a la vuelta de la esquina,
hay gente que es así, tan necesaria.

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

8 pensamientos en “GENTE NECESARIA de Hamlet Lima Quintana

  1. Verena IV dice:

    Woow! Este poema es muy bueno!

    Le gusta a 1 persona

  2. Felicitaciones linda… ud es una poetiza increíble… me encanta ❤

    Le gusta a 1 persona

  3. Este hermoso poema, que aplaudo, me ha traído a la memoria aquél que dejó escrito Bertolt Brecht con el título de “Canción de la buena gente” que, con tu permiso, me permito recordar:

    A la buena gente se la conoce
    en que resulta mejor
    cuando se la conoce. La buena gente
    invita a mejorarla, porque
    ¿qué es lo que a uno le hace sensato?
    Escuchar y que le digan algo.

    Pero, al mismo tiempo,
    mejoran al que los mira y a quien
    miran. No sólo porque nos ayudan
    a buscar comida y claridad, sino,
    más aún,
    nos son útiles porque sabemos
    que viven y transforman el mundo.

    Cuando se acude a ellos,
    siempre se les encuentra.
    Se acuerdan de la cara que tenían
    cuando les vimos por última vez.
    Por mucho que hayan cambiado
    -pues ellos son los que más cambian-
    aún resultan más reconocibles.

    Son como una casa que ayudamos a construir.
    No nos obligan a vivir en ella,
    y en ocasiones no nos lo permiten.
    Por poco que seamos, siempre podemos ir a ellos,
    pero tenemos que elegir lo que llevemos.

    Saben explicar el porqué de sus regalos,
    y si después los ven arrinconados, se ríen.
    Y responden hasta en esto: en que,
    si nos abandonamos,
    les abandonamos.

    Cometen errores y reímos,
    pues si ponen una piedra en lugar equivocado,
    vemos, al mirarla,
    el lugar verdadero.
    Nuestro interés se ganan cada día,
    lo mismo que se ganan su pan de cada día.
    Se interesan por algo
    que está fuera de ellos.

    La buena gente nos preocupa.
    Parece que no pueden realizar nada solos,
    proponen soluciones que exigen aún tareas.
    En momentos difíciles de barcos naufragando
    de pronto descubrimos fija en nosotros
    su mirada inmensa.
    Aunque tal como somos no les gustamos,
    están de acuerdo, sin embargo,
    con nosotros.”

    Bertolt Brecht

    Siempre gracias por la buena poesía escogida. Salud.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: