Archivo de la categoría: Sin categoría

RETO LORCA 2018

En 2018 se cumplirán 120 años del nacimiento de Federico García Lorca, uno de los autores al que recurro constantemente. Sobre todo lo hago cuando he tenido una mala lectura y no sé muy bien por donde seguir por temor a que lo próximo que lea sea igual de decepcionante.

Entonces, cojo algún libro de Lorca que tengo por casa y leo, no necesariamente entero, pero lo justo para ponerme de humor.

Me he propuesto este año acercarme más a su obra y leer lo que todavía no ha pasado por mis manos, tanto de teatro como de poesía. Así también me obligo a incluir otro género distinto a la narrativa o el ensayo, que es lo que más suelo leer. No hay mejor manera de honrar a los escritores que leyendo su legado.

Algunos de los siguientes títulos ya los he leído y, por tanto, me dan alguna ventaja en el reto. Eso por ir siempre tarde y empezar en febrero.

47551eab0e04c3a5156b7ab4882d2c93

 

POESÍA

  • Libro de poemas (1921)
  • Poema del cante jondo (1921)
  • Oda a Salvador Dalí (1926)
  • Romancero gitano (1928)
  • Poeta en Nueva York (1930)
  • Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (1935)
  • Seis poemas galegos (1935)
  • Diván del Tamarit (1936)
  • Sonetos del amor oscuro (1936)

9d459385e87c7903680f3c07a97f3717

 

 

 

TEATRO

  • El maleficio de la mariposa (1921)
  • Mariana Pineda (1927)
  • La zapatera prodigiosa (1930)
  • Retablillo de Don Cristóbal (1930)
  • El público (1930)
  • Así que pasen cinco años (1931)
  • Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín (1933)
  • Bodas de sangre (1933)
  • Yerma (1934)
  • Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores (1935)
  • La casa de Bernarda Alba (1936)
  • Comedia sin título (inacabada) (1936)

 

 

¿Algún enamorado más de Lorca en la sala? ¿Qué retos literarios os habéis propuesto vosotros este año? ¿Alguien se une a la causa?

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

10 ideas originales para regalar a lectores

1. Mapas literarios

Esto ha sido un auténtico descubrimiento. Se trata de mapas para amantes de los libros que permiten viajar con los clásicos en el tiempo y en el espacio. Me encantan los de Misterio y Sociedad de Aventuras Literarias, por ejemplo. 

 

2. Atlas literario

Si seguimos con la cartografía como base, hay un libro del que soy muy fan. Su nombre es Trazado y es un atlas literario que recoge mapas inspirados en obras clásicas tales como  La Odisea, Cuento de Navidad, Hamlet, Orgullo y prejuicio o Moby Dick.

TRAZADO1-768x966.jpg

3. Tés literarios

Para los amantes del té tenemos estos de The Tea Adventures. Los hay de diferentes temáticas (series, literatura, cine) y me parece un detalle muy original para regalar a nuestros seres queridos.

naranja-mecanicabook-loversvirginia-woolf

4. Diario de libros para el lector voraz

Es una pequeña libreta donde llevar un registro de libros leídos (con sus respectivas anotaciones), listas de libros por leer, nuestros libros favoritos… Foto: Nuria Díaz

 

26840886_10156126488345152_2934605485247803135_o

 

5. Planes y escapadas literarias

Desde una ruta bibliófila por ciudades como Madrid, Sevilla, París, Londres o Buenos Aires hasta festivales literarios como Me vuelves Lorca o el de Hay-on-Wye. Si buscáis un poco por la red estas ofertas existen y son muy apetecibles. 

_94634338_hay-sign-13hay-on-wye-3

 

6. Ex-libris

Se trata de un sello personalizado que contiene el nombre del dueño del ejemplar. El nombre del poseedor va precedido usualmente de la expresión latina ex libris que significa literalmente “de entre los libros de”. Foto: Sustainable Paper + Craft

il_570xn-482964096_4rvr

       

         7. Almohadón de lectura

Para aquellos que se quieran acomodar con este original cojín lo pueden encontrar en Curiosite.

17171

 

        8. Un marcapáginas diferente

Es cierto que cualquier cosa vale para marcar nuestras lecturas pero si nos regalan un detalle así no nos quejamos ¿verdad? Foto: Detalles Carabot

        9. Agenda literaria

Hay agendas que recogen citas, curiosidades, biografías de autores, etc. Por ejemplo, la que ha lanzado este año la editorial Austral.

DKTupQYXkAManGz.jpg

   10. Botella de vino con libro incluido

Ya podemos comprar vino  y literatura de un sólo golpe gracias a la agencia de diseño Reverse Innovation que ha unido esfuerzo junto a la bodega de vino italiana Matteo Correggia para crear la primera “Botella de vino libro” por intentar añadir una etiqueta que catalogue la idea del proyecto Librottiglia (Una combinación de las palabras italianas para “libro” y “botella”).

botella-vino-libro

 

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Hojarasca

la-hojarasca

La Hojarasca es la primera novela de Gabriel García Márquez (1955) conocida por mostrar por primera vez Macondo, el pueblo ficticio hecho famoso en Cien años de soledad (1967).

Es y será, espero que por mucho tiempo, un rincón donde encontrar productos de mi tierra: la sierra de Cádiz y, como no, libros nuevos y usados. Se trata de un lugar pequeño, construido a contrareloj con mucho amor con la ayuda de personas incansables a las que agradezco enormemente su saber hacer y su disposición.

¿Nos tomamos un vino?

 

Etiquetado , , , , , , , , ,

Ilusión 

Estoy en un periodo de mucho trabajo, pero a la vez de mucha ilusión. Disculpad mi ausencia estos días. 

Cinco caligramas para amar la poesía

La palabra caligrama procede del francés calligramme, y ésta, a su vez, del griego kállos (belleza) y grammé (trazo, contorno) = figura bella. 

Un caligrama o poema visual es un texto en el que las palabras se usan como si fueran el trazo de un dibujo.

Comparto algunos que me han parecido preciosos y no descarto aventurarme a intentar hacer alguno por mi misma. 

3dbfaefe262557bc43a0f90ca2b6a765

Cancionero y romancero de ausencias (1938-1941), Miguel Hernández

caligrama-antonio-machado

El ojo que ves no es  ojo porque tú lo veas; es ojo porque te ve. Antonio Machado.

papasseit_formigues

 

Camino de sol · por las rutas amigas · unas hormigas. Joan Salvat-Papasseït.

lorca-caligrama

Poesía de Federico García Lorca.

pablo-neruda2

Oda a la tristeza. Pablo Neruda.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

10 Motivos para leer clásicos

425d3e2cfea7b030934f8ed38cdc2fbf

Repasando mi lista interminable de libros por leer para afrontar el Reto literario 2016 corroboré algo que ya sabía y que dije en la pequeña descripción sobre mí que hay en este blog: tengo predilección por los clásicos, entendiendo éstos como “libros que constituyen una riqueza para quien los ha leído y amado, pero que constituyen una riqueza no menor para quien se reserva la suerte de leerlos por primera vez en las mejores condiciones para saborearlos” (Definición extraída de ¿Porqué leer a los clásicos? De Italo Calvino).

Seguramente haya definiciones que ayuden mejor a decidir si un título puede considerarse o no como clásico pero para mí es suficiente con esta. Riqueza para quien lo leyó, quien lo lee y quien se dispone a hacerlo. Gracias Calvino.

¿Mis motivos? Llevo tiempo madurándolos. Más que nada porque normalmente hay que justificarse si te decantas por libros no contemporáneos ante la avalancha de publicaciones y autopublicaciones con su correspondiente campaña de marketing. No se trata de desprestigiar a autores nóveles ni obras recientes. Yo misma intercalo lecturas contemporáneas porque son mucho más ágiles y frescas y en determinadas ocasiones también apetece. Pero en cuestión de preferencias y gustos, os presento mis motivos para amar los clásicos:

1. Resonancia interna

Aquí voy a apoyarme en Stephen King y su descripción de lector ideal:

“Mi máxima meta es la resonancia, algo que perdure un poco en la mente (y el corazón) del lector después de haber cerrado el libro y haberlo colocado en la estantería”.

Esta agitación ocurre con pocos títulos y no todos los clásicos lo consiguen pero, en mi caso, siempre ha coincidido que cuando he experimentado dicho fenómeno ha sido con uno de ellos.

2. Resonancia externa

Los clásicos siempre generan un “después” y eso significa: tesis, estudios, críticas…  A fin de cuenta planteamientos abiertos que dejan ver cómo ha “resonado” en los demás.

3. Resonancia artística

Ejercen un papel importantísimo en la inspiración de otros autores. Y aquí ya podemos salirnos del ámbito literario y saltar al arte, la música o el cine, por ejemplo.

4. Resonancia interna segunda parte

La relectura es una consecuencia de los tres primeros motivos citados arriba. Me ocurre que, si releo algún clásico que ya ha causado una primera resonancia por unos motivos concretos, descubro una segunda resonancia por otros motivos diferentes. Y podría ser un bucle hasta exprimir del todo una obra.

5. Guía para empatizar con nuestra historia

No tiene necesariamente que ser una novela histórica para recrearnos un periodo determinado. Mediante los diálogos, la descripción de costumbres, los clichés de la época, las referencias, etc. podemos empatizar con nuestros antepasados. Entender el porqué se actuaba de una forma y no de otra. Ser más flexibles o inflexibles con nuestros principios.

6. Temas atemporales

Si sabemos extrapolar la esencia de cualquier título clásico a nuestros días nos daremos cuenta que los temas son actuales: injusticia, desamor, reflexión existencial, miedos, celos, mentiras, luchas,  perdón… infinitas materias que no son (ni serán) caducas.

7. Expresión

Puede que a partir de aquí los motivos sean más subjetivos que los anteriores. Me suele gustar mucho más el estilo utilizado en obras “antiguas” que en las modernas. Me parece que antes se las tenían que ingeniar muy bien para decir lo que querían decir y por ello aplaudo el esfuerzo y la elegancia con la que se abordan temas que hoy no nos costaría, ni por asomo, el mismo esfuerzo exponer. No obstante reconozco que es mucho más pesado de leer, pero compensa.

8. Expectativas

Cuestiones inherentes a la lectura son las expectativas. Se suele acoger un libro con prejuicios (tristemente). En mi caso, siempre acojo un clásico con mayor expectativa que una lectura contemporánea. Esto tiene dos consecuencias: la primera, que si el clásico no termina de encajarme el chasco es mayor y la segunda, que si la lectura contemporánea termina enganchándome y “resonándome” la sorpresa es tremenda.

9. Supervivencia

El motivo principal de que mis expectativas sean mayores en cuanto a los clásicos es que haya sobrevivido a varias generaciones. Cuando se lanza una obra hoy en día existe una campaña publicitaria más o menos abrumadora dependiendo de la editorial, el autor, etc. Esto desemboca en la desconfianza y, por tanto, cuando veo que una obra ha pasado distintas generaciones sin perder su prestigio me cuesta menos lanzarme a ella. Por algo será ¿no?

10. Amplio catálogo donde escoger

Una de las ventajas de leer clásicos es que a la hora de adquirirlos se presenta una gran variedad donde elegir: ediciones ilustradas, con análisis e interpretaciones previas, distintos traductores, contexto social, diferentes portadas… Hay ediciones que son una delicia ya sea por la estética o por el contenido.

Creo que no me dejo nada en el tintero, pero seguramente sí. Me encantaría saber vuestros motivos para leer clásicos o para no leerlos.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Reto literario 2016

a8f49d75e6d66d0ef39dacdb90650d7c

Esto no es más que intentar ordenar mis lecturas en los próximos meses. Soy un poco bastante dispersa y salto de una obra a otra por pura ansia curiosidad. 

Me sumerjo en autores y sus biografías o hechos históricos sobre los que me apetece leer sin tener muy en cuenta un orden específico y se me acumulan libros que, sin duda, tuve ganas de leer de una sentada. Por tanto, más que un reto literario, es un reto personal que me apetece compartir aquí.

He sacado la lista interminable de próximas lecturas y de septiembre a diciembre pretendo leer 12 obras de 12 géneros literarios diferentes. Me voy a permitir el lujo de no seguir un orden específico y guiarme más por lo que se me antoje en cada momento dentro de los títulos escogidos, que son los siguientes:

  • Novela histórica: La vieja sirena, José Luis Sampedro.
  • Novela epistolar: Frankenstein, Mary Shelley.
  • Teatro: El genio alegre, Hermanos Álvarez Quintero.
  • Distopía: Un mundo feliz, Aldous Huxley.
  • Ensayo: Tres guineas, Virginia Woolf.
  • Poesía: Cotidianas, Mario Benedetti.
  • Autobiografía: Mientras escribo, Stephen King.
  • Fantasía: El maravilloso mundo de Oz, Lyman Frank Baum.
  • Novela filosófica: El mundo de Sofía.
  • Novela gótica: Drácula, Bram Stoker.
  • Novela existencialista: La peste, Albert Camus.
  • Novela policíaca: Matar un ruiseñor, Harper Lee.

Os iré contando cómo van mis avances en lo que queda de año y comprobaré si soy capaz de afrontar el 2017 con otro reto. Digamos que este es un “proyecto piloto”.

¿Habéis leído alguno de los libros que propongo? ¿Me recomendaríais otro título en algún género específico? ¿Sois ordenados o un auténtico desastre como yo?

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ausencia

55cafca47d1c4e3b33f37b854ff4b903

 

Que palabra más profunda “ausencia” ¿verdad?

Este post está muy lejos de ponerme melancólica, que sería lo propio dado el título.

El caso es que voy a estar ausente los próximos quince días. Mi ausencia no significa que no habrá publicaciones sino que no podré contestar a los comentarios e interactuar con vosotros como me gusta hacer.

No obstante, me encantará llegar a casa con trabajo atrasado o contestaros mientras tomo un rico helado italiano 😉

¡Tened un bonito verano!

 

Etiquetado , , ,

Yo te cielo

Una amiga gallega me ha regalado este cuadro precioso.
No puede gustarme más. Ni puedes gustarme más.

Despeinada por los libros

frida

“¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida.

Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de las misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido. Tu ser entero, tu genio y tu humildad prodigiosas son incomparables y enriqueces la vida; dentro de tu mundo extraordinario, lo que yo te ofrezco es solamente una verdad más que tú recibes y que acariciará siempre lo más hondo de ti mismo. Gracias por recibirlo, gracias porque vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida”.

Fragmento de una carta escrita por Frida Kahlo a Carlos Pellicer en noviembre de 1947.

Ver la entrada original

Anuncios