Archivo de la etiqueta: federico garcia lorca

Lecturas Febrero 2018

Febrero, a pesar de su brevedad, ha venido cargado de lecturas. La lluvia ha sido un complemento perfecto para, sobre todo, adelantar mucho el Reto Lorca 2018. Han sido cuatro los libros que me han acompañado en este último mes. Y son los siguientes:

  • Teatro completo, F. G. Lorca, Ed. Galaxia Gutenberg

9788416495726

He leído las diez primeras obras de teatro que el poeta granadino escribió entre 1919 y 1931. Antes del reto ya había releído algunos de sus textos más famosos como Bodas de Sangre, Yerma o el Romancero gitano. Pero, es cierto que, todos estos pertenecen a su madurez.

Por tanto he descubierto a un jovencísimo Lorca que experimenta, desde su único guión cinematográfico Viaje a la luna (1929) adaptada al cine por el pintor Frederic Amat (aquí su making of y más datos sobre la obra) hasta Mariana Pineda basada en la vida de una mujer andaluza que apoyó la causa liberal  en la restauración absolutista de España del siglo XIX. También he reído con Los títeres de Cachiporra y he vuelto a la zalamería de La zapatera prodigiosa. No me gusta todo por igual (por supuesto que no), pero me parece un teatro muy simpático y alegre en el que se no se deja de retratar costumbres y lastres de la España rural de la época.

Nota: La edición que estoy leyendo está bastante completa y tiene muy buen precio. Yo lo compré en una librería pero también está disponible en Amazon.

 

  • Lo que te diré cuando te vuelva a ver, Albert Espinosa, Ed. Grijalbo

9788425354724

Un padre y un hijo emprenden juntos una búsqueda desesperada. Durante esta búsqueda se va a intercalar el pasado de ambos y de cómo éste ha influido en su relación actual.

Me regalaron este libro sin esperarlo y cuando vi el formato pensé “estupendo para una tarde” y exactamente, me duró una tarde. Fue una de las primeras lecturas del mes y, sinceramente, aunque tengo la sensación de que el autor pretendía ser directo y crudo, creo que ha conseguido todo lo contrario: demasiado sentimentalismo. La historia no está mal (tiene algún buen giro) pero no es mi estilo. Disfruto más con la narración fría y distante, sin mucha floritura. Desconozco sus demás obras pero tampoco me crean curiosidad. Lo peor de todo es que se repiten frases hechas hasta chirriar. Uno y no más, santo Tomás.

 

  • Pájaros a punto de volar, Patricia Highsmith, Ed. Anagrama

ddb75c2af22d85fc2678b28320d222c09877e08b.jpeg

Ni crimen ni suspense, Pájaros a punto de volar es una recopilación de relatos psicológicos de la creadora de Mr. Ripley. En ellos, aparentemente, no pasa casi nada pero están tan magistralmente contados que te envuelven. Prefiero esto a que me chirríen las expresiones repetidas. No obstante me quedo con su novela negra y voy a seguir por ahí. Para relatos de este tipo escogería a Clarice Lispector o Alice Munro, por ejemplo.

 

  • La peste, Albert Camus, Ed. Edhasa

La-peste-Albert-Camus

 

El escritor y filósofo francés narra cómo la peste llega a Orán en los años cuarenta y describe la catástrofe desde el punto de vista de varios personajes. Entre ellos hay un doctor, un periodista, un cura, un juez… Y así, vas viendo diferentes comportamientos que van desde el que se abandona para ayudar a los demás, hasta el que aprovecha la situación para sacar tajada. Como no.

Uno de mis grandes descubrimientos de 2017 es Albert Camus. Esta es la tercera obra que leo de él, después de El extranjero y El mito de Sísifo. Mientras que estas dos tienen un aire trágico y fatalista de la condición humana (filosofía del absurdo o existencialismo), La peste se presenta con la esperanza de que la solidaridad es posible.

La carencia que le veo es la ausencia de personajes femeninos. Apenas se nombra una “madre de” y varias “mujeres de”. Y reconozco que yo, hace poco más de dos años, no habría reparado en esto. Pero cada vez me voy encontrando (concienzudamente) con personajes femeninos brutales y me han faltado aquí. Encima, creo que es un tema muy bueno para tocar en esta novela. Me imagino que dada la magnitud de las epidemias y cuando el número de muertos es tan elevado los roles de género tienden a desaparecer. Os invito a ver el documental “Viaje a la Edad Media – La peste negra” en el que el reconocido escritor Ken Follet explica su estudio y documentación para escribir Un mundo sin fin. Ahí, sí se toca el género.

A pesar de este pequeño apunte, ha sido (junto con el teatro de Lorca) un libro muy disfrutado, tanto por el planteamiento de la plaga como por su estilo conciso, directo y crudo sin pretensiones. Camus se va convirtiendo en uno de mis favoritos y seguiré leyendo sus obras.

¿Qué habéis leído vosotros en febrero?

 

 

 

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Literatura y carnaval (IX)

Hoy empieza el Carnaval de verdad. El de la calle. Y, a partir de hoy, las panderetas de los componentes de la comparsa “El perro andalú” no van a dejar de sonar por los rincones de su ciudad. Esa pandereta que evoca “El mañana efímero” de Antonio Machado.

El perro andalu 00004

También pasearán con sus collares de perros que representan al poema del “Niño Yuntero” de Miguel Hernández.

Que-es-el-perro-andalu

Lo que seguramente no carguen sea el forillo que representa las ocho provincias andaluzas, gran tributo a aquel proyecto llamado La Barraca creado por Lorca para llevar las grandes obras de la literatura al pueblo rural, que no disponía de medios para acercarse a ellas.

1516366714_559252_1516368576_sumario_normal

Hace poco me compré un poemario, da igual de qué autora, eso no viene al caso. Pero cuando lo palpaba antes de empezar a leer, experimentaba una especie de temor. Ese temor que se siente cuando sabes que algo tiene capacidad para agitarte y agotarte, pero no sabes si estás en el mejor momento para exponerte.

Eso también me pasa con ciertas comparsas. Eso me ha pasado este año con El perro andalú de Antonio Martínez Ares. Y es que, a veces, el carnaval es poesía.

¡Feliz carnaval 2018!

 

 

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

RETO LORCA 2018

En 2018 se cumplirán 120 años del nacimiento de Federico García Lorca, uno de los autores al que recurro constantemente. Sobre todo lo hago cuando he tenido una mala lectura y no sé muy bien por donde seguir por temor a que lo próximo que lea sea igual de decepcionante.

Entonces, cojo algún libro de Lorca que tengo por casa y leo, no necesariamente entero, pero lo justo para ponerme de humor.

Me he propuesto este año acercarme más a su obra y leer lo que todavía no ha pasado por mis manos, tanto de teatro como de poesía. Así también me obligo a incluir otro género distinto a la narrativa o el ensayo, que es lo que más suelo leer. No hay mejor manera de honrar a los escritores que leyendo su legado.

Algunos de los siguientes títulos ya los he leído y, por tanto, me dan alguna ventaja en el reto. Eso por ir siempre tarde y empezar en febrero.

47551eab0e04c3a5156b7ab4882d2c93

 

POESÍA

  • Libro de poemas (1921)
  • Poema del cante jondo (1921)
  • Oda a Salvador Dalí (1926)
  • Romancero gitano (1928)
  • Poeta en Nueva York (1930)
  • Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (1935)
  • Seis poemas galegos (1935)
  • Diván del Tamarit (1936)
  • Sonetos del amor oscuro (1936)

9d459385e87c7903680f3c07a97f3717

 

 

 

TEATRO

  • El maleficio de la mariposa (1921)
  • Mariana Pineda (1927)
  • La zapatera prodigiosa (1930)
  • Retablillo de Don Cristóbal (1930)
  • El público (1930)
  • Así que pasen cinco años (1931)
  • Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín (1933)
  • Bodas de sangre (1933)
  • Yerma (1934)
  • Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores (1935)
  • La casa de Bernarda Alba (1936)
  • Comedia sin título (inacabada) (1936)

 

 

¿Algún enamorado más de Lorca en la sala? ¿Qué retos literarios os habéis propuesto vosotros este año? ¿Alguien se une a la causa?

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La leyenda del tiempo – Lorca

slide_26

El sueño va sobre el tiempo

flotando como un velero.

Nadie puede abrir semillas 

en el corazón del sueño.

¡Ay, cómo canta el alba, cómo canta!

¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

El tiempo va sobre el sueño

hundido hasta los cabellos.

Ayer y mañana comen

oscuras flores de duelo.

¡Ay, cómo canta la noche, cómo canta!

¡Qué espesura de anémonas levanta!

Sobre la misma columna,

abrazados sueño y tiempo,

cruza el gemido del niño,

la lengua rota del viejo.

¡Ay, cómo canta el alba, cómo canta!

¡Qué espesura de anémonas levanta!

Y si el sueño finge muros

en la llanura del tiempo,

el tiempo le hace creer

que nace en aquel momento.

¡Ay, cómo canta la noche, cómo canta!

¡Qué témpanos de hielo azul levanta!

Federico García Lorca,  Así que pasen cinco años (1933)

La ilustración de cabecera también es del propio autor.

¡Cuánto Lorca hay en el flamenco! ¡Y que gustazo escucharlo! No sólo ha sido La leyenda del tiempo con Camarón, también El Vito con Paco de Lucía o Verde que te quiero verde (mi versión favorita es la de Alba Molina). Os dejo un enlace donde podéis escuchar su poesía por grandes artistas del flamenco. En mi casa sigue viviendo Lorca, así que pasen cien años.

¿Es flamenco Lorca, o es lorquiano el flamenco?

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cinco caligramas para amar la poesía

La palabra caligrama procede del francés calligramme, y ésta, a su vez, del griego kállos (belleza) y grammé (trazo, contorno) = figura bella. 

Un caligrama o poema visual es un texto en el que las palabras se usan como si fueran el trazo de un dibujo.

Comparto algunos que me han parecido preciosos y no descarto aventurarme a intentar hacer alguno por mi misma. 

3dbfaefe262557bc43a0f90ca2b6a765

Cancionero y romancero de ausencias (1938-1941), Miguel Hernández

caligrama-antonio-machado

El ojo que ves no es  ojo porque tú lo veas; es ojo porque te ve. Antonio Machado.

papasseit_formigues

 

Camino de sol · por las rutas amigas · unas hormigas. Joan Salvat-Papasseït.

lorca-caligrama

Poesía de Federico García Lorca.

pablo-neruda2

Oda a la tristeza. Pablo Neruda.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

LITERATURA Y CARNAVAL (III)

Tal era la pasión de Federico García Lorca por el teatro que lo definía como “la poesía que se levanta del libro para hacerse humana”.

Acercar las obras de la literatura clásica al pueblo fue una de las premisas que guiaron el nacimiento de La Barraca, la compañía de teatro universitario, creada durante la Segunda República, dirigida por el dramaturgo Eduardo Ugarte y el propio Federico.

Esta comparsa homenajea aquel proyecto ambulante desde el carnaval de Cádiz con este precioso pasodoble. 

La luna gira en el cielo
sobre las tierras sin agua;
mataron a Federico,
mataron a Federico;
cinco de la madrugada.
Yo me subí a un pino verde
a ver si los divisaba;
el aire trajo la muerte
del poeta de Granada.
En el café de Chinitas,
entre Paquiro y Frascuelo,
y mirando fijo al cielo,
intentaba brindar por tí.
Un muñeco, yo sólo soy un muñeco,
que ha quedado en su Barraca
con cien años de recuerdos.
Por los teatros del mundo,
entre romances y cantes,
y entre aromas de canela,
siguen tus Bodas de Sangre,
siguen tu Bernarda Alba
y Marianita Pineda.
Que yo me la llevé al río,
creyendo que era mozuela,
pero terminé llorando
con Rosita la soltera.
Preciosa tiró el pandero
y buscó sin descansar
al Antoñito el Camborio
para decirle al oído
que se llevan al poeta,
que llevan a Federico
para enterrarlo con sus poemas,
para su pluma borrar.
Verde que te quiero verde,
verde viento verde rama,
siempre sonarán los versos
del poeta de Granada,
al que rompieron el alma,
al que rompieron el alma,
al que rompieron el alma
una oscura madrugada.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

Se abre el telón…

17098121112_7b7e7eac8e_k

Tengo un ángel en mi vida que me ha contado que por las circunstancias y el ritmo de la suya prefiere leer teatro. Le parece más accesible para una lectura rápida y dinámica.

Y es que es cierto que no todos los libros nos sirven en todas las épocas de nuestra vida y es eso lo que nos puede determinar al final cuánto nos gusta éste.

Me picó el gusanillo y, de forma que una de mis lecturas pendientes era La Zapatera Prodigiosa de Lorca, me adentré en ello.

Reconozco que no tocaba el teatro desde el instituto pero ha sido un buen reencuentro. De esos que te dejan con buen sabor de boca al final.

Se trata del género dramático “Farsa” cuya estructura y trama están basadas en situaciones y personajes extravagantes, aunque por lo general manteniendo una cuota de credibilidad.

Muy lejanamente de lo grotesco, en opuesta perspectiva, la farsa puede llegar a extremos impensables de sutileza y en tal sentido es considerada como un reto muy difícil para los escritores de teatro.

Mi mayor sorpresa han sido las puestas en escenas antes de los actos. Qué genialidad. Y, para muestra, un botón:

“La zapatera friega con gran ardor vasos y copas que va colocando en el mostrador. Aparece en la puerta el Mozo de la Faja y el Sombrero plano del primer acto. Está triste. Lleva los brazos caídos y mira de manera tierna a la Zapatera. Al actor que exagere lo más mínimo en este tipo, debe el Director de escena darle un bastonazo en la cabeza. Nadie debe exagerar. La farsa exige siempre naturalidad.

El Autor ya se ha encargado de dibujar el tipo y el sastre de vestirlo. Sencillez. El Mozo se detiene en la puerta. Don Mirlo y el otro Mozo vuelven la cabeza y lo miran. Ésta es casi una escena de cine. Las miradas y expresión del conjunto dan su expresión. La Zapatera deja de fregar y mira al Mozo fijamente. Silencio.”

¿Qué obras de teatro me recomendáis? ¡Tengo ganas de más!

Etiquetado , , , , , , , ,

Dinero

“¡Ay dinero, dinero!, sin manos y sin ojos debería haberse quedado el que te inventó.”

La zapatera prodigiosa

Federico García Lorca

Etiquetado , , , , , ,

Las hay, claro que las hay

No somos nadie para llevarle la contraria a Lorca.

Entrada15

Etiquetado , ,
Anuncios