Archivo de la etiqueta: theophile de viau

La curiosa evolución de las palabras libertinaje y libertino, por Octavio Paz

94d96ede66e24e6d590b51e0e9689aab

Ilustración: Adara Sánchez Anguiano

“La curiosa evolución de las palabras libertinaje y libertino puede ayudarnos a comprender el no menos curioso destino del erotismo en la Edad Moderna. En español, libertino significó al principio “hijo de liberto” y sólo más tarde designó a una persona disoluta y de vida licenciosa.

En francés, la palabra tuvo durante el siglo XVII un sentido afín al de liberal y liberalidad: generosidad, desprendimiento. Los libertinos, al principio, fueron poetas o, como Cyrano de Bergerac, poetas-filósofos. Espíritus aventureros, fantásticos, sensuales, guiados por la loca imaginación como Théophile de Viau y Tristan L’Hermite. El sentido de ligereza y desenvoltura de la palabra libertinaje en el siglo XVIII lo expresa con mucha gracia Madame de Sévigné: “Je suis tellement libertine quand j’écris, que le premier tour que je prends règne tout le long de ma lettre”.

En el siglo XVIII el libertinaje se volvió filosófico. El libertino fue el intelectual crítico de la religión, las leyes y las costumbres. El deslizamiento fue insensible y la filosofía libertina convirtió al erotismo de pasión en crítica moral. Fue la máscara ilustrada que asumió el erotismo intemporal al llegar la Edad Moderna.

Cesó de ser religión o profanación, y en ambos casos rito, para transformarse en ideología y opinión. Desde entonces el falo y la vulva se han vuelto ergotistas y fiscalizan nuestras costumbres, nuestras ideas y nuestras leyes. La expresión más total y, literalmente, tajante, de la filosofía libertina fueron las novelas de Sade. En ellas se denuncia la religión con no menos furia que al alma y al amor”.

La llama doble

Octavio Paz

Nota: Comparto este fragmento porque me parece muy interesante. Pero debo confesar que a pesar de haber subrayado muchos fragmentos de La llama doble he desistido en su lectura. La razón es que la información es tan sumamente completa que constantemente tengo que apartar el libro e indagar referencias, autores, escritos, libros, mitos… Reconozco que me gusta pero acabo saturada de información con apenas dos páginas de esta obra.

Conclusión: cada vez sé menos y tengo ganas de más.

¿Os ha pasado con alguna obra esto que os cuento?

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Anuncios